FotosUrogineco

Terapia Hormonal de Reemplazo. Mitos y verdades

TerapiasH1La Terapia Hormonal de Reemplazo (TRH) consiste en la administración de estrógenos (o sustancias con acción similar), para el tratamiento de los síntomas que se producen en la menopausia, entre otras indicaciones. Se sabe que cerca de un 80% de las mujeres luego de la última menstruación, presentan los llamados “sofocos” o “tuforadas”. Los sofocos representan los síntomas más típicos de esta etapa de la vida. Se caracterizan por un enrojecimiento súbito de la piel a nivel de cara, cuello y pecho, acompañado de una intensa sensación de calor seguida de una sudoración abundante, independiente de la temperatura ambiente. La frecuencia con la que aparecen depende de cada mujer y su presencia puede prolongarse por varios años. También existen otros síntomas, como ser problemas para conciliar el sueño, cambios en el humor e irritabilidad. Tanto los sofocos como el resto de los síntomas enumerados son los primeros que se producen luego de la falta de la menstruación, e incluso pueden darse antes del cese de las mismas, durante el periodo llamado “perimenopausia” (es decir, el periodo anterior a la última menstruación). Posteriormente, pueden aparecer síntomas como incontinencia urinaria (es decir, “escape” de orina involuntario), sequedad en la zona genital (que se da casi en el 100% de las mujeres con el tiempo) y pérdida de la densidad ósea (es decir, del “relleno” del hueso). A medida que el hueso va perdiendo su densidad, en algunas mujeres puede progresar a lo que llamamos un cuadro de osteoporosis. La osteoporosis aumenta el riesgo de fracturas siendo las más comunes la de la muñeca y luego de 65 años la tan temida fractura de cadera. La transición a la menopausia es el momento de la vida de la mujer en el que se produce la mayor pérdida de masa ósea.

Banner Gadofem

Calendario de Eventos

Conozca todos los Eventos de Capacitación

Actividad Nacional
Actividad Internacional

Banner-de-Medcenter