FotosUrogineco

Uso de la terapia hormonal menopáusica en pacientes con factores de riesgo mamario

El climaterio es una etapa de transición en la vida de la mujer, la cual trae aparejada muchos cambios a los cuales es necesario adaptarse, modificando hábitos de vida y creando nuevos, para sobrellevarla exitosamente.

Sin embargo, a veces, éstas modificaciones no alcanzan, y es necesario recurrir al tratamiento hormonal de la menopausia.

Sabemos que existen múltiples opciones terapéuticas, con diferentes hormonas y dosis, todas adecuadas a cada paciente.

Aprendimos, especialmente después de la experiencia de grandes ensayos clínicos, que los tratamientos son seguros, siempre que se apliquen en lo que llamamos ventana de oportunidad: tiempo en el cual todavía podemos indicar el tratamiento hormonal, provocando beneficios y no riesgos.

Sin embargo, aún hay muchas mujeres, y también algunos colegas, que son temerosos del uso de éstas terapias. Especialmente en aquellas pacientes que presentan factores de riesgo para cáncer de mama.

Estadísticamente se dice que una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida si vive hasta los 80 años.

Si bien esto es cierto, los avances en prevención y diagnóstico en el tema, hacen que lleguemos a tiempo en muchos casos, con elevadas tasas de supervivencia en estadios tempranos.

En su mayoría, los cánceres de mama son esporádicos, es decir se producen por un daño en los genes de una persona a lo largo de su vida, siendo sólo el 10 % hereditarios. En éstos últimos, se transmiten las mutaciones o cambios genéticos a la descendencia.

Muchas de éstas mutaciones se encuentran en los genes de supresión de tumores, tales como el BRCA1 o el BRCA2.

Normalmente, éstos genes evitan que las células crezcan fuera de control y se transformen en cáncer.

En los últimos años, y en forma cada vez más frecuente, es posible determinar si una persona es portadora de éstas mutaciones en los genes BCRA 1 y BCRA 2, lo cual se traduce en un aumento del riesgo de padecer cáncer de mama u ovario.

A partir de que una mujer conoce si es portadora o no de éstas mutaciones, es que se le ofrecen diferentes medidas de reducción de riesgo, algunas de ellas medicamentosas y otras quirúrgicas.

Dentro de éstas últimas, se encuentran la mastectomía de reducción de riesgo (extirpar ambas mamas) y la salpingooforectomía bilateral (extirpar ambas trompas y ovarios).

Debido a éste último tratamiento, es que mujeres jóvenes entran en una menopausia temprana y con muchos síntomas, por lo cual se plantea la necesidad de tratamiento hormonal, que por otra parte es el más efectivo.

Los últimos consensos, a nivel nacional e internacional, avalan el uso de dichos tratamientos, especialmente con estrógenos, poniendo énfasis en la corta duración que deberían tener, con los datos actuales de seguridad con los que contamos.

También avalan el uso de terapias hormonales locales vaginales en éstas pacientes, lo cual mejoraría sus síntomas a ese nivel, lo cual repercute también en su vida sexual.

Es decir que, el tratamiento hormonal mejora la calidad de vida de éstas pacientes, con efecto favorable también sobre el aparato cardiovascular y la masa ósea a largo plazo, dos aspectos relevantes de la salud futura de éstas mujeres.

Recordemos que la principal causa de muerte en la mujer es la cardiovascular, por lo cual es relevante insistir en la prevención a través de la adquisición de nuevos hábitos como el ejercicio aeróbico, la dieta saludable, la corrección de dislipidemias y el abandono del tabaco.

La terapia hormonal menopáusica actual es segura y efectiva, en los tiempos y formas recomendadas.

Se debe utilizar valorando los riesgos y beneficios individuales, confeccionando un traje a medida para cada paciente, teniendo como objetivo principal mejorar la calidad de vida de las mujeres.

Dra. Analía Cecilia Pesado.

Médica Tocoginecóloga. Especialista en Climaterio. Miembro Comisión Directiva de AAPEC, Vocal Titular, 2019 -2020.

Sección "Comunidad"

  • En la Sección Comunidad podrá encontrar información relacionada con la Salud de la Mujer después de los 40 años.
  • Esta información no es un consejo o una prescripción médica, y de ninguna manera intenta sustituir la evaluación de salud provista por su médico personal.
  • Esta información tiene el objetivo de brindar conocimientos generales a las mujeres que atraviesan o no por la etapa del climaterio y la menopausia.
Publicidad 1
Publicidad 2
Publicidad 3
Publicidad 2