FotosUrogineco

¿Cómo se trata la sequedad vaginal que dificulta las relaciones sexuales?

La sequedad vaginal es un síntoma frecuente durante el climaterio y, a diferencia de los sofocos y sudores nocturnos que se resuelven espontáneamente en el tiempo, los síntomas asociados a la sequedad vaginal son a menudo progresivos y frecuentemente requieren tratamiento. Estos son: prurito, ardor y dolor con las relaciones sexuales, afectando así con frecuencia la actividad sexual.

La sequedad vaginal puede ayudarse con simples lubricantes, pero el mejor tratamiento y el más lógico para la atrofia urogenital es el uso de estrógenos locales, ya que la causa de la sequedad vaginal es la disminución de los estrógenos. Estos son seguros, eficaces y muy pocas mujeres no los pueden recibir.

La mitad de las mujeres postmenopáusicas experimentará síntomas relacionados a la atrofia urogenital, afectando la función sexual y la calidad de vida. La misma se aprecia a los 4 a 5 años después de la menopausia.

Durante las relaciones sexuales, las mujeres pueden reportar cambios en la sensación genital y en la lubricación, los que a su vez causan disminución del deseo sexual, de la excitación y dificultades en el orgasmo, lo que lleva a disminución de la satisfacción sexual.

Además, la salud del sistema urinario se relaciona con la ausencia de estrógenos. Síntomas urinarios tales como aumento de las veces que vas al baño a orinar, sensación de orinar abrupta, vas más veces a orinar de noche, ardor cuando orinas, escape de orina no intencional e infección urinaria después de tener relaciones sexuales, son frecuentes, secundarios a la falta de estrógenos.

Las mujeres que experimentan síntomas durante las relaciones sexuales y síntomas urinarios como consecuencia de la sequedad vaginal, debieran ser diagnosticadas y tratadas a la brevedad, ya que los mismos no resuelven espontáneamente, por ello es importante que consultes con tu médico ni bien aparecen.

¿Qué es lo que sucede cuando disminuyen los estrógenos?

Con la declinación de los estrógenos se adelgaza el tejido del cuello uterino, de la vulva y vagina, haciéndose más susceptibles de lastimarse. La pared vaginal se torna lisa y disminuye el flujo sanguíneo, lo que favorece a la inflamación de la misma.

Asimismo, al disminuir el PH secundario a la disminución de los estrógenos, aumenta el riesgo de infecciones por hongos y bacterias, aumentando el mal olor vaginal, y el sangrado durante las relaciones sexuales o al colocar un espéculo en el control ginecológico.

En mujeres con poca o ninguna actividad sexual, la vagina puede estrecharse e incluso cerrarse.

¿Usted habla con su ginecólogo de su problema de sequedad vaginal? ¿Y de su dolor durante las relaciones sexuales?

Entre un 10% y 40% de las mujeres postmenopáusicas tienen síntomas de atrofia vaginal, pero sólo una de cuatrobusca consejo médico.

Algunas mujeres atribuyen equivocadamente la sequedad vaginal de la transición perimenopáusica a la baja frecuencia de actividad sexual, a pérdida de interés o a dificultades en su relación de pareja, o simplemente a otro capricho del envejecimiento. Por lo tanto, depende de usted hacer surgir el tema de la salud vaginal.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la atrofia urogenital?

Considerando que la mitad de las mujeres desarrollará signos y síntomas urogenitales en algún momento de su vida postmenopáusica y que el tratamiento con estrógenos locales mejora notablemente la calidad de vida, con escasos riesgos efectos secundarios, este tratamiento sería el de elección.

Se recomienda este tratamiento, no solo para tratar los síntomas ya presentes, sino también para tratar la atrofia antes que los síntomas se hagan molestos.

¿Cómo pueden mejorar los estrógenos tu sexualidad?

Los estrógenos locales disminuyen el pH vaginal, engrosan el tejido, aumentan el flujo sanguíneo y mejoran la lubricación vaginal. Mejorando la sequedad vaginal, el dolor durante las relaciones sexuales, el dolor vulvar, el sangrado vulvovaginal, la inflamación y el flujo vaginal. Problemas urinarios, tales como urgencia miccional e infecciones del tracto urinario también pueden mejorarse.

Se prefiere la terapia estrogénica local es más eficaz para los problemas vaginales y no presenta los eventos adversos de la terapia sistémica. La terapia estrogénica local puede ser administrada en tabletas, óvulos, cremas o un anillo vaginal.

¿Qué tratamiento pueden recibir las mujeres que no pueden o no desean recibir tratamiento con estrógenos locales?

Existen tratamientos no hormonales humectantes, protectores y espesantes del tejido vulvar, vaginal y urinario, tales como el policarbóxilo y el ácido hialurónico.

Los lubricantes son utilizados principalmente para aliviar la sequedad vaginal durante el acto sexual y, por lo tanto, no otorgan una solución a largo plazo. No obstante, pueden generar irritación vaginal, ya que son artificiales. Por otro lado, la vaselina puede descomponer los preservativos de látex.

Los humectantes actúan reteniendo agua en la vagina, y disminuyen pH vaginal. La eficacia sobre los síntomas vaginales es menor que con estrógenos locales.

Cremas con isoflavonas de soya y trébol rosado, son eficaces para mejorar los síntomas por atrofia urogenital, pero estos preparados no son realmente ‘no-hormonales’ debido a que tienen efectos estrogénicos.

La Vitamina E aumenta en la lubricación vaginal

Los anestésicos (ungüento de lidocaína 5%, nocturno) y en mujeres con vulvodinia (gabapentina 6%, tópica) son útiles en mujeres dolor vaginal, pero no hay datos que lo demuestren.

Otros productos herbarios tales como ortiga, raíz de consuelda (comfrey root), raíz de dong quai, agripalma (motherwort), ñame silvestre (wild yam), cápsulas de acidófilus y de brionia no han probado eficacia ni seguridad en los estudios de investigación.

Sea cual fuera el tratamiento elegido (hormonal u no hormonal):

Al principio se realiza una dosis de ataque: todas las noches, luego se continua con una etapa de mantenimiento: 1 o 2 veces por semana a la noche. Es importante que mantengas el mismo en el tiempo.

Los lubricantes debe utilizarlos en el momento de mantener relaciones sexuales, para mejorar el confort durante las mismas.

Conclusiones y recomendaciones

La atrofia vaginal postmenopáusica es una causa frecuente de síntomas molestos causados por la deficiencia de estrógenos, sin embargo, es poco reconocida por los profesionales de la salud, y las mujeres a menudo son renuentes a consultar o quejarse de ello. El tratamiento con estrógenos locales es simple, seguro y relativamente poco costoso, y puede transformar la calidad de vida de una mujer.

El tratamiento debiera comenzarse tempranamente y previo a los cambios irreversibles y debe ser continuado para mantener los beneficios. Los estrógenos locales son eficaces, sea en óvulos, crema o tabletas vaginales y la preferencia de la paciente generalmente determina el tipo de tratamiento a usar. Si los estrógenos son inefectivos o no se desea usarlos, los lubricantes e hidratantes vaginales pueden aliviar los síntomas causados por sequedad.

Dra. Bárbara Seybold.
MN: 110087. Médica Tocoginecóloga.
Especialista Consultor en Climaterio.
Especialista en Endocrinología Ginecológica.
Miembro Comisión Directiva 2019 – 2020.

Sección "Comunidad"

  • En la Sección Comunidad podrá encontrar información relacionada con la Salud de la Mujer después de los 40 años.
  • Esta información no es un consejo o una prescripción médica, y de ninguna manera intenta sustituir la evaluación de salud provista por su médico personal.
  • Esta información tiene el objetivo de brindar conocimientos generales a las mujeres que atraviesan o no por la etapa del climaterio y la menopausia.
Publicidad 1
Publicidad 2
Publicidad 3
Publicidad 2