FotosFertilidad

Estoy llegando a mis 35 años. Postergo mi maternidad, ¿qué debería hacer?

Según los estudios poblacionales, la infertilidad afecta al 15% de la población en edad reproductiva, es decir, a una de cada seis parejas, y experimenta una evolución creciente. Aunque el varón es responsable de entre el 25 al 35% de los casos, la edad avanzada de las mujeres con deseo de embarazo puede considerarse como la principal causa actual de incremento de la infertilidad.

La perspectiva vital de las mujeres de las sociedades desarrolladas se ha transformado profundamente en los últimos años. Este cambio en las aspiraciones de la mujer se ha traducido en su incorporación masiva al mundo laboral, lo que ha generado consecuencias personales de indudable trascendencia reproductiva como la postergación del primer embarazo hasta el momento que ella considera profesionalmente más oportuno (edad reproductiva social), el retraso en el establecimiento de uniones personales estables y el uso de anticonceptivos para diferir las gesta.

35anosLa fertilidad del ser humano varía con el tiempo, y está claramente limitada por la duración efectiva de la capacidad reproductiva de la mujer. Ésta presenta su máxima fecundidad entre los 20 y los 30 años. A partir de esta edad se inicia el declive fisiológico de la fecundidad, que es mucho más acentuado desde los 35 años, y aún mayor a partir de los 37. En consecuencia, la disminución de la fertilidad en edades reproductivas avanzadas o extremas es un hecho fisiológico (edad reproductiva biológica). En más de la mitad de las pacientes que consultan por esterilidad está presente el factor edad, ya que son mujeres que están iniciando su «edad reproductiva social» cuando ya ha finalizado su «edad reproductiva biológica».

La mayoría de las mujeres desconocen este aceleramiento en la velocidad de disminución de la reserva de sus ovarios (cantidad de folículos/óvulos) después de los 35 años. Cada año que pasa se pierde aproximadamente un 3 % de esta reserva y disminuye un 5 % la probabilidad de embarazo.

Por todo lo anterior, respecto a esta situación fisiológica de las mujeres sobretodo mayores de 35 años, el ginecólogo puede proponerle la realización de un estudio hormonal basal en sangre (determinación de Hormona Foliculoestimulante, Hormona Luteinizante, Estradiol, Prolactina y Hormona estimulante de la Tiroides) entre el segundo y quinto día de su ciclo, junto con el dosaje de la Hormona Antimulleriana (HAM).

Cuando los valores de esta hormona están por encima de 1,1, aún la reserva ovárica es buena y es oportuno congelar o vitrificar óvulos. Si el resultado de HAM está muy por encima del valor indicado, la mujer puede programar la vitrificación siempre que desee postergar su maternidad y realizarse un control anual. Cuando el valor de esta hormona está por debajo de 1,1 y por encima de 0,4, la reserva ovárica está muy disminuida y la vitrificación debe realizarse a la brevedad, incluso puede necesitar más de un procedimiento para contar con una cantidad adecuada de óvulos.

¿Qué es Vitrificación de los óvulos?

La vitrificación de ovocitos permite que los óvulos maduros conseguidos tras la estimulación hormonal ovárica sean criopreservados para usarlos posteriormente cuando la mujer decida y con el mismo pronóstico que se tenía en el momento de ser congelados. La vitrificación se basa en el congelamiento acelerado de los óvulos.

El proceso completo consiste en una estimulación hormonal, y la extracción de varios óvulos mediante una sencilla intervención llamada punción ovárica. Una vez que se han recuperado esos óvulos, se vitrifican en el laboratorio y se mantienen almacenados en nitrógeno líquido durante un tiempo indefinido. Ésa es otra de las ventajas de este proceso, se pueden conservar indefinidamente.

Si en el futuro la mujer decidiera utilizar sus óvulos congelados, se deberá preparar el endometrio (mucosa que cubre el interior del útero) para la implantación de los embriones. Se descongelarán los óvulos y se fecundarán mediante la técnica de Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI).

En conclusión, la preservación de la fertilidad mediante la vitrificación de óvulos es una opción creada originalmente para mujeres que deben realizar procedimientos médicos que van a afectar su fertilidad (como es la quimioterapia o radioterapia en pacientes con cáncer), sin embargo hoy constituye una alternativa válida para mujeres sanas que desean cumplir sus proyectos personales y postergar su maternidad hasta el momento que lo deseen.

35anos2Dra Marianela Stechina
Medica Especialista en Ginecología
Medica de Planta e Integrante del Equipo del Fertilidad del Servicio de Ginecología HIGA San Martin La PLATA

Banner Gadofem

Calendario de Eventos

Conozca todos los Eventos de Capacitación

Actividad Nacional
Actividad Internacional

Banner-de-Medcenter