FotosFertilidad

Más cerca de la vida: Las pacientes con cáncer pueden preservar su fertilidad.

Hoy en día, la palabra cáncer ya no tiene la misma connotación de final inevitable. Las técnicas de diagnostico, cada vez más precoz, y los tratamientos, cada vez más efectivos, han aumentado notablemente la sobrevida después de la enfermedad. Por lo tanto, el foco de estudio actual es mejorar la calidad de vida de los pacientes luego de la curación de la enfermedad oncológica. En este aspecto, una de las líneas de investigación más importante se dedica al estudio de la fertilidad de hombres y mujeres posterior a dichos tratamientos.

Los tratamientos oncológicos; cirugías, drogas, radioterapia, etc., de manera frecuente afectan la fertilidad de la mujer por un efecto directo sobre sus ovarios, generando dificultad para lograr el embarazo al reducir la reserva ovárica (cantidad de óvulos) e incluso pudiendo llevar a menopausia precoz (cese de las menstruaciones y ovulaciones), y/o a nivel del útero, afectando la receptividad de este. A esto, se suma el efecto indirecto de la indicación médica de postergar la maternidad por algunos años hasta su curación, con la consecuencia natural e inevitable del paso del tiempo sobre la fertilidad femenina.

La derivación precoz al especialista en medicina reproductiva de pacientes que van a ser sometidas a un tratamiento oncológico para su asesoramiento sobre las opciones de preservación de su fertilidad y posibilidades futuras de gestación es muy importante. Incluso, debe ser realizada en niñas y adolescentes junto a sus padres, dado que existe una técnica apropiada para cada edad y condición médica. Esta consulta, al tener una connotación de vida posterior al tratamiento, puede asimismo favorecerlo, proveyendo a la paciente de esperanza de maternidad luego de la enfermedad.

Las técnicas de preservación de la fertilidad femenina pueden consistir en el uso de medicamentos para disminuir el efecto dañino de las drogas sobre el ovario, la criopreservación (congelamiento) de óvulos, la criopreservación de tejido ovárico y cirugías que permiten proteger a los ovarios del efecto de la radiación. La elección de uno u otro tratamiento dependerán de la edad de la mujer, el tiempo disponible antes de iniciar su tratamiento oncológico y la enfermedad de base.

La criopreservación de óvulos es la estrategia más difundida en mujeres que menstrúan y tienen un tiempo de al menos 20 días para postergar el inicio del tratamiento oncológico como ocurre en pacientes con cáncer de mama por ejemplo. Sin embargo, en pacientes que requieren el inicio de quimioterapia urgente se opta por utilizar determinados medicamentos que disminuyen el efecto nocivo de las drogas sobre el ovario o bien, congelar tejido ovárico obtenido por cirugía. Esta última opción, es también la indicada en pacientes pediátricas y adolescentes prepuberales.

Banco de óvulos.

La criopreservacion de óvulos ha tenido mucha difusión por ser utilizada para generar los bancos de óvulos, en los que las mujeres que por cualquier motivo necesitan guardar sus óvulos para el futuro, pueden concurrir para ser sometidas al procedimiento. Este tratamiento tiene varios pasos: inicialmente se realiza la estimulación ovárica controlada que consiste en producir el desarrollo de múltiples folículos que tendrían un ovulo en su interior cada uno de ellos, para la que se utiliza medicación hormonal que requiere estricto control por el médico especialista. Esta etapa demora unos 10 a 12 días aproximadamente. Luego de esta estimulación, deviene la punción aspiración de esos folículos, que se realiza por vía transvaginal y con ayuda ecográfica. Esta punción requiere anestesia general pero también puede ser realizada con anestesia local y tiene el objetivo de obtener los óvulos que serán evaluados por el laboratorio de biología y aquellos aptos serán vitrificados y preservados.

En el futuro, aquella mujer que haya preservado óvulos y los necesite para ser madre puede concurrir al banco para solicitar un tratamiento in vitro. En este tratamiento, los óvulos son fertilizados con el espermatozoide y el/los embriones que se forman se colocan en el útero para que implanten. Este tratamiento no siempre resulta exitoso, en parte por la calidad y cantidad de óvulos utilizados. Por este motivo, algunos investigadores recomiendan que la preservación de óvulos se realice en mujeres de hasta 37 años de edad y que congelen al menos 12 óvulos.

¿Dónde se realizan los tratamientos de Preservación de la Fertilidad? ¿Cuánto cuestan?.

En la mayoría de los Centros privados de Fertilidad y algunos públicos, se llevan adelante estos tratamientos. En Provincia de Buenos Aires, se cuenta con un programa especial para preservación de la fertilidad que viene funcionando en el HIGA San Martin de la Plata desde julio del 2014 y lleva realizados 16 ciclos de preservación de óvulos y 2 de preservación de semen.

Desde la sanción de la Ley Nacional de Reproducción Medicamente Asistida, todas las estrategias de preservación de la fertilidad tanto para hombre, mujeres y niños están cubiertas en forma integral por la salud pública, obras sociales y prepagas.

Hoy en día, la derivación para asesoramiento sobre preservación de la fertilidad de pacientes de cualquier edad y sexo que van a ser sometidos a un tratamiento que puede afectarlos en su fertilidad futura es ineludible, y debe ser en forma precoz, lo que permite el desarrollo del tratamiento de la forma más eficiente y segura.

Dra. Adriana Zabala
Especialista en Ginecología y Medicina Reproductiva.
Docente de la Cátedra A de Ginecología de la UNLP
Medico de Plata a cargo del Área de Fertilización Asistida del Servicio de Ginecología del HIGA San Martin de La Plata.

Banner Gadofem

Calendario de Eventos

Conozca todos los Eventos de Capacitación

Actividad Nacional
Actividad Internacional

Banner-de-Medcenter