Posición de la EMAS en el Manejo de la Falla Ovárica Prematura.

iVujovic S, Brincat M, Erel T, et al. Maturitas 2010 Jun 2. Epub ahead of print .

La falla ovárica prematura (POF) o menopausia prematura se define como la menopausia antes de los 40 años de edad y puede categorizarse como primaria o secundaria, natural o iatrogénica. En la mayoría de los casos la causa es desconocida.

Las anomalías cromosómicas (especialmente del cromosoma X), polimorfismos del gen del receptor de FSH, mutaciones de inhibina B, deficiencias enzimáticas y enfermedades autoinmunes, pueden ser los causales. La POF secundaria, se ha vuelto más importante en la medida que las pacientes sometidas a cirugía, quimioterapia, o radioterapia después de neoplasias, tienen más sobrevida.

El documento se elaboro en base a datos de la revisión de la literatura y consenso de opinión de expertos. El diagnostico debe confirmarse con una FSH elevada mayor de 40UI /l y un nivel de E2 menor a 50 pmol/l en ausencia de ooforectomía bilateral. Otras evaluaciones deben incluir tests de función tiroidea, screen autoinmune para poliendocrinopatía, kariotipo ( en menores de 30 años) y densidad mineral ósea. La falta de tratamiento de la falla ovárica incrementa el riesgo de osteoporosis, enfermedad cardiovascular, demencia, declinación cognitiva y Parkinsonismo.

El tratamiento es la hormonoterapia, que debe continuarse hasta la edad promedio de la menopausia natural.

Con respecto a la fertilidad, pueden ocurrir ovulaciones espontaneas, pero las mejores posibilidades es a través de la donación de oocitos mediante una fertilización in vitro. Es esencial que las mujeres tengan una apropiada información, con un diagnostico difícil de aceptar

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20605383

Traducción: Dra. Debora Yankelevich

Publicidad 1
Publicidad 2
Publicidad 2