FotosUrogineco

Menopausia e infección urinaria a repetición: ¿un problema creciente?

Uro 1La infecciones urinarias son frecuentes en las mujeres de todas las edades, si bien aumenta con los años: a mayor edad mayor frecuencia. Las estadísticas nos muestran que cada episodio de infección urinaria aguda produce aproximadamente 6 días de síntomas, 2 días de menor actividad y hasta más de 1 día de ausentismo laboral. Debido a que podría producir un gran impacto en la calidad de vida, es importante su diagnóstico temprano y tratamiento adecuado.

Ahora bien, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de infección urinaria a repetición? Se define como infección urinaria a repetición o recurrente a la presencia de 3 o más episodios de infección urinaria en un año o 2 en 6 meses; para cumplir estrictamente con la definición, estos episodios deben estar confirmados mediante un examen de orina (urocultivo) que muestre que hay gérmenes en la misma.

¿Por qué a mí?

Probablemente la mujer que sufre de estos síntomas crea, equivocadamente, que es la única persona a la cual le sucede… pero no es así: las infecciones urinarias constituyen la infección bacteriana más frecuente en la mujer adulta. Se sabe que la mitad de las mujeres tendrán al menos un episodio a lo largo de su vida mientras que el 26% de ellas tendran un segundo episodio en los meses siguientes y un pequeño grupo de ellas (aproximadamente el 10%) seguirán con infecciones recurrentes a lo largo del tiempo. En el caso de las mujeres que han dejado de menstruar, se estima que entre el 10 y el 15% presentaran infecciones urinarias a repetición.

Uro 2¿Por qué se produce?

Los gérmenes provenientes de la flora rectal colonizan la zona uretral (que es el conducto que conecta la vejiga con los genitales externos) y desde allí ascienden a la vejiga, en donde encuentran el medio adecuado para reproducirse y se multiplican, dando origen a los síntomas de la infección urinaria. También tenemos que recordar que hay algunos factores que aumentan el riesgo y éstos dependen de la edad. En las mujeres antes de la menopausia, las infecciones urinarias recurrentes se relacionan con la actividad sexual, uso de cremas espermicidas, el haber tenido una infección urinaria antes de los 15 años de edad y el antecedente materno de infección urinaria recurrente (lo que hace pensar en una predisposición genética). En cambio. en las mujeres luego de la menopausia, la disminución de las hormonas, (principalmente los estrógenos) producen un cambio en la flora normal. Esta situación, asociada a incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de orina) o el prolapso de los órganos pelvianos, juegan un rol fundamental en el desarrollo de las infecciones urinarias.

¿Por qué es más frecuente en la postmenopausia?

Como dijimos previamente, la reducción en los niveles de estrógenos en sangre durante la menopausia origina variaciones del pH vaginal normal que trae como consecuencia cambios en la flora vaginal. Este cambio genera una reducción del nivel de lactobacilos (que ayudan a proteger la flora normal de la vagina) y un aumento en la colonización por gérmenes intestinales, siendo el más frecuente la Escherichia coli.

¿En qué consiste el tratamiento?

En primer lugar lo que se debe hacer es confirmar que se trate efectivamente de una infección urinaria, realizando los exámenes de orina correspondientes. Una vez confirmado el diagnóstico de infección urinaria recurrente, existen diferentes estrategias para encarar el tratamiento.

Uro 3Antibioticos

La administración de antibióticos de manera preventiva (llamado profilaxis antibiótica), demostró ser altamente efectiva en la reducción de las infecciones urinarias recurrentes. Antes de iniciarla es importante confirmar que se haya resuelto la infección aguda mediante un examen de orina normal. La duración del tratamiento debería extenderse por seis meses.

Por otro lado, existe una creciente amenaza de que algunos gérmenes se vuelvan resistentes a los antibióticos; por este motivo es muy importante limitar el uso de los mismos y considerar las medidas alternativas.

Estrógenos locales

El tratamiento local con estrógenos es una excelente alternativa para restablecer la flora vaginal normal y reducir el riesgo de infección urinaria en mujeres postmenopáusicas. Existen distintos tipos de estrógenos y formas de administrarlos, ya sea en forma de óvulos y/o cremas. Este tratamiento también sirve en las mujeres con infecciones urinarias producidas por gérmenes resistentes a los antibióticos.

Uro 4Arándanos y Probióticos

El arándano (Vaccinium macrocarpon) actúa impidiendo la adhesión de la Escherichia coli a las células de la vía urinaria. Existen diferentes presentaciones (en cápsulas y jugos).Es una opción interesante para mujeres con infecciones urinarias recurrentes, ya que no produce efectos colaterales. Los probióticos de Lactobacillus también podrían ser de utilidad para el tratamiento.

Novedades en el tratamiento

La vacuna o profilaxis inmunoactiva para la Escherichia coli ya se encuentra disponible.

Este tratamiento reduciría no sólo el número de infecciones urinarias sino también la necesidad de tomar antibióticos por muchos días, además de mejorar los síntomas.

Por lo tanto,

Uro 51) TENER PRESENTE que las infecciones urinarias son más frecuentes en esta etapa de la vida

2) CONSULTAR con su médico ante la presencia de estos síntomas a repetición

3) RECORDAR que existen múltiples estrategias para su prevención y tratamiento

Dra Agustina Starvaggi
Dra Alejandra Belardo

Banner Gadofem

Calendario de Eventos

Conozca todos los Eventos de Capacitación

Actividad Nacional
Actividad Internacional

Banner-de-Medcenter