FotosUrogineco

Mitos y verdadades acerca del CLIMATERIO. Sofocos

AY!! ESOS CALORES QUE NO ME DEJAN EN PAZ!!!
Dra. María Alejandra Belardo

A partir de la menopausia la mujer comienza a transitar una nueva etapa que se acompaña de una serie de connotaciones que pueden ser positivas o negativas, dependiendo de la forma en que cada mujer encare este nuevo desafío....

Pero... ¿de qué se trata esto de los calores, sofocos, tuforadas o como quieran que los llamen?

Sofocos, más comunmente llamados calores, constituyen el síntoma más frecuente que experimentan las mujeres cuando atraviesan el CLIMATERIO.

Muchas veces los sofocos se comienzan a sentir un tiempo antes de la última menstruación. Aproximadamente el 85% de las mujeres tienen sofocos durante la perimenopausia, el 54% lo experimentan durante su Climaterio persistiendo en el 25% de las mujeres hasta 10 años después de ocurrida la última menstruación. Sólo en un pequeño grupo de mujeres los sofocos persisten más allá de los 10 años de menopausia.

En síntesis, alrededor del 80% de las mujeres sentirán sofocos en algun momento de su Climaterio, sin embargo con una frecuencia e intensidad diferente en cada mujer.

¿Qué es un sofoco?

El sofoco típico consiste en la sensación súbita de aumento de la temperatura de nuestro cuerpo seguido por la coloración rojiza especialmente de la cara y cuello seguida de una profusa transpiración de la que todo el mundo se da cuenta. Un sofoco se describe como un súbita sensación de calor que afecta el cuello y la cara y a veces también otras partes del cuerpo, su duración oscila entre 30 segundos y cinco minutos. Pueden comenzar con un cosquilleo súbito en los dedos de las manos, de los pies, mejillas o en las orejas. Algunas mujeres describen sensaciones como que van de un extremo calor al

Muchas veces las mujeres claramente registramos la sensación de que el sofoco se hace inminente, generando aún mayor ansiedad.

También a veces el sofoco va acompañado de otros síntomas como por ejemplo: taquicardia, sensación de vétigo, mareos, dolor de cabeza, sensación de agobio y angustia injustificada produciendo gran discomfort y por lo tanto de presentarse frecuentemente produce un gran desgaste emocional. Todo esto lleva a muchas mujeres a “padecer” su Climaterio más que a transitarlo produciendo un deterioro importante de su calidad de vida.

¿Cuándo se presenta el sofoco?

El sofoco puede ocurrir durante el día y a veces también de noche, despertándonos en mitad de la noche lo que nos lleva a tener dificultad en conciliar el sueño. El dormir mal nos lleva a cambios de HUMOR y de carácter que inciden negativamente en nuestro trabajo cotidiano ( ya sea fuera o dentro de la casa) y en las relaciones familiares.

De todas formas, recordemos que no siempre constituye un problema serio y son manejables pero cuando la frecuencia e intensidad aumenta pueden llegar a producir un grave deterioro en la calidad de vida de la mujer.

Nota Importante: ¡¡ No desesperen !! El tratamiento de los SOFOCOS existe !!!!.

¿Por qué se producen?

Unos años antes de llegar a la menopausia, los ovarios ( fuente mayoritaria de la producción de hormonas femeninas) producen menor cantidad hormonal de estrógenos (la hormona femenina por exelencia). Al producirse una disminución de estrógenos, pueden aparecer algunos signos de deficiencia hormonal. Dentro de ello, el más típico y común conocido por todas es el sofoco.

Si bien el sofoco se origina en el cerebro, la falta o disminución de las hormonas femeninas indirectamente producen una alteración en el centro que regula la temperatura corporal.

¿Puedo hacer algo para prevenirlo sin necesidad de tomar medicamentos?

Algunos Consejos Útiles

  • Evitar todo aquello que uno sabe desencadena el sofoco ( por ejemplo: ciertas comidas. picantes, estimulantes como el café)
  • Mantenerse poco abrigado o con ropa liviana, dormir en ambientes ventilados
  • Reducir el estrés a través de la meditación, el yoga, masajes o baños de inmersión con sales relajantes y música suave.
  • Practicar respiración de relajación cuando el sofoco está por comenzar.
  • Hacer ejercicio físico regularmente para disminuir el estrés y mejorar el descanso nocturno.

Es importante hablar con el médico de confianza acerca de las terapias disponibles con o sin prescripción. Si bien es conocido que la medicación efectiva para los sofocos son los estrógenos, debemos tener en cuenta que no constituyen la única medicación disponible, especialmente para aquéllas mujeres eu por alguna razón tengan contraindicación a la terapia hormonal.

Las mujeres debemos también tener en cuenta que no utilizar ningún tratamiento también constituye una opción y que los sofocos disminuirán hasta desaparecer, salvo exepciones.

Insomnio

Le dedicamos un párrafo aparte porque muchas veces se presenta como acompañante del sofoco pero a veces con la llegada del Climaterio, el sueño se vuelve liviano y cuesta conciliarlo nuevamente. Ya que el sueño es fundamental para desarrollar las tareas diarias, en principio deberíamos considerar algunas rutinas que ayudan.

Acá van algunos consejos útiles:

  • Evitar comidas pesadas en la cena
  • Evitar ruidos molestos y mantener la temperatura ambiente agradable
  • Evitar sustancias estimulantes tales como el alcohol, café y fumar durante todo el día ( no solo durante la tarde)
  • La actividad física puede también ayudar a combatir el insomnio como así también los sofocos. El ejercicio diario ayuda a mejorar el sueño pero se recomienda no practicarlo cerca del momento de irse a dormir porque puede producir el efecto contrario.

Banner Gadofem

Calendario de Eventos

Conozca todos los Eventos de Capacitación

Actividad Nacional
Actividad Internacional

Banner-de-Medcenter