HIGHLIGHTS de NAMS 2013: Sofocos, más que una molestia menor

Simposio Plenario

Moderador: H. Joffe, MD. Harvard Medical School. Se desarrolló en 3 Conferencias:

1 - “Cuando un sofoco, no es justamente solo un sofoco”. R. C. Thurston, PhD. Associate Prof. of Psychiatry, Psychology & Epidemiology. Director, Women’s Biobehavioral Health Laboratory, University of Pittsburgh, PA.

2 -“Intervenciones Conductuales para los Sofocos”. G. Elkins, PhD. Prof. & Director, Clinical Psychology Program. Baylor University, Waco, TX.

3 - "Más allá de la Terapia Hormonal: Opciones Innovadoras para el Tratamiento de los Sofocos". J. V. Pinkerton, MD. Medical Director, Midlife Health Center. Professor of Obstetrics & Gynecology, University of Virginia.

1 - “Cuando un sofoco, no es justamente solo un sofoco”. R. C. Thurston, PhD.

Los SVM (Síntomas Vaso-Motores, como los sofocos o bochornos y las sudoraciones nocturnas) son los síntomas de la menopausia más comunes, experimentados por más del 70 % de las mujeres en la transición a la menopausia. Tienen implicancias importantes sobre la calidad de vida, sueño y estado de ánimo. Sin embargo, por lo general, se los ha relacionado solo con cambios en los niveles hormonales, con pocas consecuencias sobre la salud física. Pero datos emergentes de ensayos clínicos ponen a esta última suposición en tela de juicio. Dado que ensayos randomizados de HT para la Prevención 1º y 2º de Enfermedad Coronaria, como el HERS y WHI, y en el particular en el caso del WHI, las mujeres mayores con SVM estaban en mayor riesgo de padecer enfermedad coronaria con el uso de la HT. Los datos del Estudio SWAN mostraron mayor ECV Sub-clínica (incluyendo mayor espesor de la capa íntima-media carotidea, elevada calcificación aórtica y menor dilatación arterial mediada por flujo), entre las mujeres con SVM, en comparación con aquellas mujeres sin SVM o mujeres con control de los factores de riesgo cardiovasculares. Varias líneas de investigación, epidemiológicas e investigaciones de laboratorio, han estudiado el potencial mecanismo que puede vincular los SVM con el mayor Riesgo Cardiovascular, incluyendo las modificaciones de la tensión arterial, lípidos, función endotelial, inflamación, hemostasia, y control vagal-parasimpático cardiaco, durante los sofocos. Sin embargo, los resultados positivos de riesgo cardiovascular asociados con SVM no son universales. Los datos de mujeres con perfiles de riesgo excepcionalmente bajos de ECV no encuentran estas relaciones. Por lo tanto, los datos sobre los vínculos entre SVM y Riesgo de ECV y los posibles mecanismos que los vinculan deberán ser revisados.

2 -“Intervenciones Conductuales para los Sofocos”. G. Elkins, PhD.

Dada la preocupación por el aumento de los riesgos de cáncer y efectos secundarios de los tratamientos hormonales, es creciente el interés en Opciones de Tratamiento No Farmacológicos, por lo tanto, las Intervenciones Conductuales para el alivio de los sofocos son cada vez más estudiadas y utilizadas. Por ejemplo, a la fecha, una serie de intervenciones conductuales incluyendo yoga, respiración rítmica, psicoeducación, terapias de relajación y la hipnosis clínica se están investigando. Aunque la investigación en la mayoría de estas intervenciones se encuentra todavía en etapas iniciales, los resultados son generalmente positivos y prometedores, aceptando que la indicación de una intervención conductual para los sofocos es factible, aceptable y eficaz.

Los resultados de un reciente ensayo controlado, a gran escala, de la hipnosis clínica para el tratamiento de los sofocos en la post- menopausia, mostró efectos positivos, igualando o excediendo los mejores resultados de ensayos farmacéuticos no hormonales, que muestra un promedio de reducción del 70 % los sofocos después de 5 sesiones semanales de hipnosis y la práctica diaria de auto -hipnosis en la casa. La hipnosis es una intervención mente-cuerpo que implica la inducción de un estado de profunda relajación y sugerencias para el efecto terapéutico. Hipnosis para los sofocos implica el uso de imágenes y sugerencias de frescura y confort. Sin embargo, la hipnosis en la actualidad no está ampliamente disponible. Los resultados muestran que estas intervenciones tienen efectos positivos no sólo para la reducción de la frecuencia, severidad y duración de los sofocos, sino también para el control de la ansiedad, sueño y beneficio en la calidad de vida.

3 - "Más allá de la Terapia Hormonal: Opciones Innovadoras para el Tratamiento de los Sofocos". J. V. Pinkerton, MD.

La Terapia Hormonal (TH) es sin duda el tratamiento gold standar para el tratamiento de los SVM moderados a severos para la mayoría de las mujeres en la transición menopáusica, pero se necesitan opciones farmacológicas no hormonales para el tratamiento de los mismos en mujeres con riesgo de complicaciones con la TH, las que tienen riesgo elevado de trombosis venosa y aquellas con riesgo elevado para cáncer mama o útero.

A pesar que varios medicamentos han demostrado su eficacia en la reducción de los sofocos, en las mujeres que cumplen el estándar de la FDA, es decir, tener 7 sofocos por día, o 50 por semana, sólo un agente ha sido aprobado para el alivio de los SVM de la menopausia. En un ensayo clínico aleatorio (ECA) de 568 mujeres, 7,5 mg de Mesilato de Paroxetina (LDMP), una dosis que está muy por debajo de la dosis de Paroxetina generalmente utilizada para tratar la depresión, resultó en una reducción de aproximadamente 9 sofocos menos por semana, en comparación con las mujeres que recibieron placebo. Después de 24 semanas de tratamiento, el 47,5 % de las mujeres tratadas con LDMP mejoró, en comparación con el 36,3 % del grupo placebo. Los efectos adversos fueron generalmente similares entre ambos grupos.

Terapias con medicamentos potencialmente eficaces, usados fuera su indicación terapéutica específica, incluye el uso de un Anti-Hipertensivo, la Clonidina; IRSS: Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina; IRSN: Inhibidores de la Recaptación Selectiva de Norepinefrina y la Gabapentina. En ensayos clínicos de gran escala, aleatorizados, controlados, los siguientes agentes demostraron ser moderadamente más efectivos que el placebo: Desvenlafaxina; Paroxetina en dosis bajas; Escitalopram; y la Gabapentina. Las participantes de estos ensayos incluyeron mujeres con menopausia espontánea e inducida quirúrgicamente.

Las preocupaciones sobre los riesgos en comparación con los beneficios, o la necesidad de ensayos adicionales impidió la aprobación de la FDA, de la Desvenlafaxina y la Gabapentina. Los beneficios de estas terapias no hormonales (recetadas fuera de la aprobación de la FDA) necesitan ser sopesadas cuidadosamente frente a los efectos secundarios. No hay grandes ECA comparando estos medicamentos con la TH.

Los efectos adversos incluyeron: náuseas, mareos, somnolencia, sudoración profusa. Cierta preocupación por la interacción de los IRSS con la P450, en las mujeres en tratamiento con Tamoxifeno.

Muchos ensayos pequeños evaluaron otros medicamentos y terapias alternativas y comple- mentarias para el alivio de los síntomas menopáusicos. Pero la mayoría, sin embargo, se limitan por el escaso número de participantes inscriptos, la corta duración del estudio (≤ 12 semanas), y además, las participantes inscriptas tienen un número variable de sofocos, en general menos de 14 por semana.

Resumen elaborado por la Dra. Rita Caro y la Dra. Claudia Rey

Banner Gadofem

Calendario de Eventos

Conozca todos los Eventos de Capacitación

Actividad Nacional
Actividad Internacional

Banner-de-Medcenter